Cómo evitar ser víctimas de falsos cerrajeros

Cuando estáis en la búsqueda de un cerrajero, indudablemente queréis evitar contratar uno que sea falso. Como sabéis, en el mundo de la cerrajería existe mucha piratería. Es por esto que os invitamos a leer este artículo, para que sepáis cómo evitar a los supuestos cerrajeros, y podáis contratar a verdaderos profesionales.

Solicitar acreditación

El primer paso es contactar a la empresa y pedirle que os aclare sobre su nombre y su localización, para que podáis verificar si la misma es real. Una vez que se ha descubierto que la empresa no posee una sede física, debéis dudar de ella, pues seguramente es falsa.

Además, solicitar las acreditaciones de la empresa, como por ejemplo la acreditación UCES,  os dará la certeza completa de que realmente es muy buena. La acreditación UCES es aquella que ofrece la unión de cerrajeros de seguridad y, por ende es una de las más reconocidas. No obstante, no importa si el cerrajero os muestra otra acreditación, ya que esto también demuestra que es seguro contratar sus servicios.

De todas maneras, cuando el cerrajero llegue a vuestra casa o negocio, debéis pedirle su identificación, para que podáis comprobar que es realmente el que habíais contratado y no un impostor.

Debe realizar más de un trabajo de cerrajería

Lo siguiente es fijarse si la empresa realiza diferentes tipos de trabajos. Las empresas que sólo se dedican a realizar un tipo de obra demuestran que sus cerrajeros no son profesionales. Pues, un buen cerrajero sabe hacer todos los trabajos de su oficio.

Otro detalle en el que debéis fijaros, es si el cerrajero ha llevado consigo todos los implementos que necesita para realizar el trabajo. Un cerrajero falso siempre manifiesta que le hace falta una herramienta y debe ir a buscarla en su casa o en la empresa. Por eso, cuando notéis esta falta de profesionalismo, lo mejor es que le digáis que ya no necesitáis sus servicios.

También, fijaos si el trato que habéis recibido de parte de la empresa ha sido bueno. Las buenas empresas siempre buscan que sus clientes estén contentos y satisfechos con el servicio, para que estos vuelvan a contratarlas para el futuro y las recomienden.

Siempre debéis solicitar presupuesto

Es un gran error no solicitar el presupuesto antes de contratar a un cerrajero. Una buena empresa nunca os negará este servicio, por lo que es una buena señal de confiabilidad. Ya que realmente no se sabe el valor exacto del trabajo que se va a realizar, debéis solicitar a la empresa que os de un precio aproximado. El precio final os lo dará el cerrajero al observar la obra. En caso de que el precio difiera del que hayáis recibido vía telefónica, podréis denegar el servicio antes de que el cerrajero comience a trabajar.

Un profesional os solicitará vuestros datos

Un buen cerrajero siempre solicitará los datos de sus clientes, a fin de realizar su trabajo de manera segura al propietario de la vivienda o del negocio. Esto lo hacen, especialmente, cuando la persona solicita el servicio de cerrajería por pérdida o robo de llaves, por lo que siempre debéis permitir que un profesional tome vuestros datos y así evitar que un desconocido entre y manipule la cerradura de vuestra vivienda.

Sin embargo, es posible que un falso cerrajero también os pida esta información. Por eso, en caso de que la persona no sea la propietaria, sino que se trate de un ladrón, el cerrajero podría estar en graves problemas, no sólo por la complicidad en un robo, sino por ejercer su trabajo sin licencia. La ley impone grandes multas a este tipo de personas.

Cuidado con las pegatinas en los portales

De ninguna manera llaméis al número que aparece en la pegatina del portal que anuncia a un cerrajero. Pues, es muy probable que se trate de un número falso que usan los supuestos cerrajeros  para conseguir clientes. En caso de que hayáis llamado a alguno, debéis aseguraros de que sea un cerrajero profesional solicitándole su identificación y su acreditación. Además, podéis preguntar la dirección de su sede.

Ventajas de contratar a cerrajeros profesionales

En primer lugar, tendréis la seguridad de que habéis contratado a alguien que realizará un buen trabajo y que os cobrará con las tarifas que tenga vigentes. Además, tendréis el presupuesto de antemano, para evaluar la opción que más os convenga.

Y en segundo lugar, gracias a la factura que os entregarán, podréis solicitar el servicio de cerrajería nuevamente en caso de que el trabajo no haya sido bien realizado. Esto ocurrirá sólo si el cerrajero es profesional, pues uno falso no os dará factura ni mucho menos regresará a reparar los errores cometidos.

Finalmente, os recomendamos guardar el número del cerrajero que os haya dado mayor confianza, para que en el futuro cuando lo necesitéis de nuevo, tengáis la certeza de que os prestará un buen servicio.

Poned en práctica estos consejos. De ese modo, las probabilidades de que contratéis a un cerrajero falso serán mínimas y vuestra seguridad será máxima.